Visitas

jueves, 22 de marzo de 2012

El semáforo y sus funciones

EL SEMÁFORO Y SUS FUNCIONES


Hablar del semáforo es referirse al más importante elemento de control de tránsito, pues este aparato regula la circulación en las vías con mayor flujo de vehículos. El Código Nacional de Tránsito define al semáforo como un dispositivo electrónico para regular el tránsito de peatones y vehículos mediante el uso de señales luminosas.

Los semáforos se dividen en tres clases, que son: Vehicular: Tiene por objeto regular el tránsito de vehículos en las intersecciones. Está compuesto esencialmente por tres faros programados para que proyecten durante un tiempo determinado un haz de luz de colores verde, amarillo y rojo.
Peatonal: Se hallan instalados en combinación con los vehiculares y tienen por objeto regular el paso de los peatones en intersecciones con alto volumen de tráfico.
Direccional: Tiene como fin informar mediante flechas, el momento adecuado para girar. Aunque en general existe claridad en torno al significado de las luces del semáforo, no sobra recordar lo que se debe hacer: cuando la luz es verde, significa que hay vía libre y se puede pasar. La luz amarilla advierte al conductor que se aproxima un cambio de luz. Al ver la luz roja se debe detener el carro, pues otro flujo de vehículos se interceptará en la dirección de su marcha.
En los semáforos peatonales, el significado es el siguiente: la silueta roja indica que el peatón no debe cruzar la calle, mientras que la silueta verde lo permite.
En los semáforos direccionales, la flecha roja prohibe el giro, la amarilla indica que habrá cambio de luz, y la verde autoriza el cruce en ese sentido.
En ciertas ocasiones los semáforos tienen un funcionamiento distinto al habitual, por medio del cual informan al conductor que debe estar alerta.
Así, una luz amarilla intermitente indica que puede avanzar con máxima precaución, listo a detenerse si es necesario. Mientras tanto, la luz roja intermitente es una señal de peligro que obliga a detenerse completamente. Si no hay obstáculo puede reiniciar la marcha.
Otros elementos reguladores de tránsito son las luces de aproximación, que son semáforos sencillos que informan sobre una situación especial en el tránsito, generalmente de prevención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada